Carrito

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Por qué utilizar nitrógeno en lugar de aire comprimido?

Dentro de los diseños de sistemas de rociadores contra incendios, la corrosión sigue siendo la mayor amenaza que compromete tanto la confiabilidad como la eficiencia, sin mencionar los daños a la propiedad y el pago adicional por la restauración. En los sistemas de extinción de incendios secos y de acción previa, la corrosión sigue siendo un problema. Para comprender por qué el uso de nitrógeno es mejor que el aire comprimido como gas de supervisión, primero se debe entender cómo funcionan estos sistemas y por qué se produce corrosión dentro de ellos.

Extinción de incendios en seco y de acción previa (Pre-action)

Un sistema de supresión en seco no requiere agua pero no está exento de sufrir corrosión. Debido a diversas exposiciones químicas, las tuberías de metal se oxidan y, por lo tanto, se dañan. Este efecto también ocurre con los sistemas de extinción de incendios de acción previa.

Los sistemas de supresión de incendios de acción previa pueden utilizar agua y también dejarán rastros de corrosión si se lleva a cabo un drenaje inadecuado. Sin embargo, incluso sin una cantidad significativa de agua, los sistemas contra incendios de acción previa desarrollarán corrosión debido al uso de aire comprimido. Ya sea que se use sistemas de acero galvanizado o negro, el metal se oxidará. Esto significa que no se debe cambiar ni el sistema ni el material para evitar la corrosión, sino el gas de supervisión.

Gas de supervisión

Para presurizar las tuberías se utiliza aire comprimido en los sistemas de extinción de incendios secos y de acción previa. Los resultados de varios experimentos presentan datos que muestran que este gas de supervisión es defectuoso debido a la humedad que emite y que es la razón por la que se produce corrosión dentro de las tuberías.

Los resultados sugieren un cambio en el gas de supervisión de aire comprimido a nitrógeno. Incluso cuando se utilizan sistemas de acero galvanizado o negro, incluso si hay presencia de agua atrapada en las tuberías (tal podría ser el caso de los sistemas de extinción de incendios de acción previa), el uso de nitrógeno al 98% ayuda a combatir el problema de la corrosión.

Resultados

Al reemplazar el aire comprimido con nitrógeno, ambos sistemas de extinción de incendios se beneficiarán tanto en eficiencia como en durabilidad. La reducción de la corrosión mejora en un 43% y resulta aún más eficiente en tuberías de acero negro en un hambiente seco. El cambio de gas de supervisión también aumenta la vida útil del sistema de extinción de incendios haciéndolo 5.3 veces más duradero. Sin duda el nitrógeno es la mejor opción cuando se busca el mejor inhibidor de corrosión en los sistemas de extinción de incendios.

La Bodega del Instalador

Todo lo que tu negocio necesite o cualquier material con respecto a sistemas contra incendio, La Bodega del Instalador está a tu disposición. Obtén el mejor servicio y la mejor calidad en materiales (desde tubos, bombas, mangueras y mucho más) para todos los sistemas contra incendios con nosotros. Asegura eficiencia y durabilidad con La Bodega del Instalador. 

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Artículos Relacionados

Tee mecánica roscada

La «Tee mecánica roscada» es un accesorio utilizado en sistemas de tuberías para crear una derivación en forma de «T». Es conocida por su diseño

Conoce nuestras válvulas: características y ventajas

Cualquier sistema contra incendio requiere válvulas aptas, confiables y eficientes para garantizar un funcionamiento adecuado. Permite el control total de la circulación de líquido o gas que pasa a través de los orificios y, por lo tanto, a través de los sistemas de tuberías. Esto significa iniciar, detener o simplemente regular las sustancias que fluyen a través de las tuberías sin inconvenientes.