Carrito

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Recomendaciones para el ahorro de Agua para los SCI

En La bodega del Instalador preocupados por cuidar el medio ambiente en el día mundial del agua les comparte una serie de recomendaciones para el ahorro de agua para los sistemas contra incendios:

  1. Reducir la frecuencia de las pruebas de mantenimiento de rociadores y bombas de semanal a mensual para lograr ahorros de agua en caso que su sistema lo permita.
  2. Reducir las cantidades de agua utilizadas para las pruebas del sistema contra incendios.  Esto se puede lograr mediante la optimización del sistema para la recirculación de agua contra incendios.
  3. Optimización de la presión dentro del sistema operativo y / o una mejor gestión de la zonificación para procedimientos de drenaje eficientes.
  4. Reutilizar el agua de fuego gastada para otras aplicaciones en sitio.
  5. Trabajar en estrecha colaboración con tu proveedor de tu sistema vs Incendio para garantizar que se sigan los procedimientos adecuados de prueba, drenaje y recarga para el mantenimiento de los sistemas de bombeo.
  6. Uso de nuevas tecnologías como los generadores de nitrógeno, Los generadores de nitrógeno de la serie IntelliGen® de Potter están diseñados específicamente para generar nitrógeno de pureza superior al 98% en el lugar para su uso en sistemas de rociadores de protección contra incendios.  Cuando se utiliza como gas de supervisión en sistemas de rociadores contra incendios, el nitrógeno elimina la corrosión, mejora la vida útil de su sistema y reduce los costos de mantenimiento.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Artículos Relacionados

Tee mecánica roscada

La «Tee mecánica roscada» es un accesorio utilizado en sistemas de tuberías para crear una derivación en forma de «T». Es conocida por su diseño

Conoce nuestras válvulas: características y ventajas

Cualquier sistema contra incendio requiere válvulas aptas, confiables y eficientes para garantizar un funcionamiento adecuado. Permite el control total de la circulación de líquido o gas que pasa a través de los orificios y, por lo tanto, a través de los sistemas de tuberías. Esto significa iniciar, detener o simplemente regular las sustancias que fluyen a través de las tuberías sin inconvenientes.