Principales causas de incendios y explosiones en ambientes industriales

Quiero compartir este interesante artículo del ingeniero José María Placeres, quien es Regional Sales Manager en MIRCOM 

A lo largo de los años en todo el continente, los incendios y explosiones en ambientes industriales, depósitos y silos han costado millones de dólares sin hablar de las perdidas y lesiones ocasionadas a las personas y el ambiente.

Si bien este tipo de eventos implica un peligro para el personal y la economía de las empresas,  también genera una mala imagen en el mercado y potenciales clientes, poniendo en riesgo el futuro de las mismas.

A continuación se expresan estadísticas de incendios publicadas por la NFPA (National Fire Protection Association), dado que muchas veces es difícil conseguir información estadística actualizada en nuestros países.

Acorde a datos mas básicos brindados por la NFPA, cada año:

  • Promedio anual sobre los 37,000 incendios en ambientes industriales.
  • Promedio de 18 muertes y 279 heridos
  • 1,000 millones de dólares en daños materiales a la propiedad

Este tipo de incidentes suelen ocurrir por muy variadas razones, es muy común ver como en gran cantidad de industrias de todo tamaño y sector productivo, no toman conciencia de los riesgos asociados así como también se suelen desestimar al mencionarlos.

A continuación, y con el fin informativo de reducir los riesgos vamos a mencionar las 5 principales causas que ocasionan este tipo de siniestros:

Polvo combustible

Muchas veces suele pasarse por alto, pero es de gran peligro y altamente mortal.

El polvo combustible es una causa importante de incendios y explosiones en gran parte en la industria de fabricación de alimentos, maderera, químicos, metalurgia, farmacéutica y muchas otras.

El motivo incluye casi todo lo mencionado, dados que los productos involucrados en estos procesos generan gran cantidad de polvo como residuo en el ambiente teniendo un gran potencial de ser combustibles.

Cuando aparecen partículas en forma de polvo de los materiales combustibles diseminados por el aire en una determinada concentración y con un determinado tamaño puede llegar a producirse una explosión.

Generalmente este tipo explosiones no son para nada fáciles de contener. En un típico incidente en estos ambientes, se producirá un pequeño incendio cuando el material combustible entre en contacto con una fuente de ignición.  Esto puede desencadenar en una explosión del polvo, y tal vez disparar  un incendio.

Sin embargo, esta pequeña explosión inicial no es el verdadero problema. Lo realmente critico es lo que ocurre después.

Si se encuentra la suficiente cantidad de polvo acumulado en el área, la explosión primaria hará que ese polvo se eleve en el aire. Luego esa nube de polvo puede encenderse, causando una explosión secundaria que puede ser muchas veces más grande en tamaño y más peligrosa que la misma explosión inicial. Esta segunda explosión a su vez genera nuevas ondas expansivas que vuelven a remover polvo de otras áreas, para provocar nuevas explosiones y así sucesivamente dando origen muy similar a una reacción en cadena.

En determinados casos estas sucesivas explosiones podrían tener el potencial de destruir instalaciones completas, causando inmensos daños y muertes.

El ingrediente clave en incendios y explosiones de polvo combustible es la presencia del polvo mismo. Si bien es probable que no pueda eliminar el polvo por completo, puede asegurarse de que no se acumule a un nivel peligroso simplemente siguiendo un régimen de limpieza regular.

Siempre es recomendable implementar procedimientos de seguridad en este tipo de industrias sobre todos cuando se operen las máquinas y equipos .

Adicionalmente se debería trabajar sobre las posibles causas que generen una ignición. 

Especial consideración o prohibir las operaciones en caliente como pueden ser soldadura, corte, pulido, entre otras, sin antes no haber tomado todas las precauciones de seguridad.

Contar con instalaciones y equipamientos eléctricos aprobados por las normas vigentes para este tipo ambientes.   Para ampliar mayores detalles recomendamos tener en cuenta el estándar NFPA 652 “Estándar sobre los fundamentos del polvo combustible”

Trabajos en caliente

El trabajo en caliente es otra de las principales causas de incendios industriales que atraviesan todas las industrias sin importar tamaño y sector.

Generalmente se suele relacionar este tipo de incidentes con trabajos de soldadura y corte por antorcha, pero hay muchas otras actividades, que deben tenerse en cuenta.

Esto se debe a que las chispas y el material fundido, que suelen alcanzan temperaturas superiores a 600 °C, suelen salir despedidas a gran velocidad impactando sobre materiales potencialmente combustibles.

Algunos ejemplos recientes de este tipo de incidentes pueden ser:

En el año 2014, un incendio en el área de muelles de carga en California causó daños por más de 100 millones de dólares generando el colapso parcial de un almacén.

En 2012, tres trabajadores que realizaban trabajos en caliente murieron al desmontar un tanque de petróleo crudo . Las chispas del trabajo encendieron vapores dentro del tanque, causando un incendio que luego se extendió a los bosques cercanos.

En el incendio de la catedral de Notre Dame, actualmente se evalúa como una posible hipótesis del origen en los trabajos de restauración de la catedral, aun sin llegar a una conclusión definitiva.

También se considera que el trabajo en caliente también es el principal culpable de los incendios en ambientes con polvo combustible, ya que las chispas generadas por el trabajo pueden encender fácilmente el polvo en el área circundante.

En un accidente en Carolina del Norte, Estados Unidos, tres contratistas que realizaban tareas de soldadura se quemaron gravemente cuando las chispas encendieron el polvo de madera en el silo donde estaban realizando los trabajos de reparación. Una investigación encontró una suma de problemas que desencadenaron el incidente, el silo no había sido correctamente preparado y limpiado de los residuos de polvo antes de que comenzara el trabajo, no se había emitido el permiso y documentación para realizar el trabajo en caliente y adicionalmente no contaban con un plan de prevención y protección contra incendios.

Al igual que los incidentes de polvo combustible, los accidentes al realizar trabajo en caliente se pueden prevenir siguiendo los procedimientos de seguridad adecuados.
Reduciendo y evitando todas las tareas posibles que impliquen trabajo en  caliente, ya que muchas veces esta no es la única solución posible para realizar las tareas, evaluar primero posibles alternativas.

Capacitar al personal sobre los riesgos asociados con el trabajo en caliente, los riesgos específicos del sitio, las políticas y procedimientos adecuados y el uso de equipos de seguridad.      Emplear un sistema de permisos por escrito para todos los proyectos de trabajo en caliente, incluso cuando no se requieren permisos es una práctica recomendada para disminuir las posibles situaciones de riesgo.

Líquidos y gases inflamables

Este tipo de incendios suele presentarse en plantas químicas y dependiendo de las características y volumen pueden llegar a ser desastrosos.

Podemos citar como ejemplo en el año 2010 la explosión de la central eléctrica de Middletown, USA, que fue atribuido a una fuga de gases inflamables, ocasionando la muerte de seis personas y lesionando a más de cincuenta. En este caso particular, la investigación posterior reveló gran cantidad de violaciones a los protocolos de seguridad, muchas de las cuales fueron consideraras por OSHA (Occupational Safety and Health Administration) a modo de “intencionadas”. La compañía recibió una multa de más de 16 millones de dólares como sanción por las irregularidades y la falta de cumplimiento en los estándares de seguridad requeridos.

Cómo prevenir incidentes de líquidos y gases inflamables.
Ciertamente, siempre que se trabaje o manipulen líquidos y gases inflamables, existirá algún peligro asociado, pero se deben tomar todas las precauciones de seguridad disponibles para mitigar estos riesgos.

Se deben conocer y trabajar en la concientización de los posibles peligros. Un componente importante de la prevención es simplemente conocer la información de seguridad para cada líquido en sus instalaciones.

Proporcionar equipo de protección personal adecuado. Esto es imprescindible en todas las categorías de riesgos de incendio, pero especialmente cuando hay líquidos y gases involucrados.

Proceder con el almacenamiento adecuado de los líquidos inflamables asegurando que todos los materiales peligrosos se almacenen de acuerdo con los procedimientos y regulaciones locales y/o en cumplimiento con las recomendaciones de OSHA.

Controlar todas las fuentes de ignición. Excepto cuando esté calentando intencionalmente los materiales inflamables siendo parte de algún proceso industrial controlado, se deberá mantener todas las fuentes de ignición lo más alejadas posible o tender a evitarlas.

Equipos y maquinaria

En el ambiente industrial el empleo de equipos y maquinaria es muy común y parte de la operación en muchos procesos. En caso de operar con equipamiento defectuoso y sin mantenimiento adecuado es una de las causas más relevantes que da origen a los incendios en las industrias.

Los equipos de calefacción, procesos metalmecánicos de porte y trabajo en caliente suelen ser los mayores problemas en estos ambientes, en particular los hornos que no se instalan, operan y/o mantienen de forma adecuada.

Además, cualquier equipo mecánico puede convertirse en un peligro de incendio debido a la fricción entre las partes móviles. Este riesgo puede reducirse a prácticamente a cero, simplemente siguiendo los procedimientos recomendados de limpieza y mantenimiento por los fabricantes.

Puede sorprendernos, pero incluso el equipo que aparentemente es inofensivo se puede tornar en un peligro en determinadas circunstancias. En muchos casos estos equipos considerados como los menos probables terminan transformándose en el mayor problema. Esto se debe a que muchas empresas tienden a no reconocer o percibir el potencial de riesgo y por lo tanto, no se toman las precauciones necesarias.

La lección aquí podría ser que cuando piense en la seguridad en una planta, no se olvide de los equipos cotidianos y de uso común.

Cómo prevenir incidentes de equipos y maquinaria
Las estrategias para prevenir incendios debido a problemas de equipos y maquinaria se dividen en tres categorías principales:

  • Conciencia
  • Limpieza y limpieza
  • Mantenimiento

Conciencia
No puede evitar riesgos que no sabemos que existen.
Brindar capacitación sobre conciencia de seguridad para que todo el personal y visitas en las instalaciones industriales sepan y comprendan cuales son los posibles riesgos a vigilar y qué hacer si encuentran uno de estos”.

Limpieza
Mantenga limpio su equipo y maquinaria igualmente el área que lo rodea. El equipo, especialmente el equipo eléctrico que está cubierto de suciedad o grasa constituye un gran riesgo. Al mantener limpio su equipo y maquinaria, aumentarán sus posibilidades de que, en caso de incendio, no tenga suficiente combustible disponible y disminuir el impacto.

Mantenimiento
Seguir los procedimientos de mantenimiento recomendados por el fabricante para todos los equipos y maquinaria. Además de reducir el riesgo de incendio al evitar el sobrecalentamiento, el mantenimiento regular también mantendrá su equipo funcionando en óptimas condiciones.

Peligros eléctricos

La electricidad ha sido reconocida durante mucho tiempo como un grave peligro en el lugar de trabajo y los incendios de origen eléctrico son una de las cinco causas principales de incendios en las plantas industriales.

En cualquier lugar donde exista cableado eléctrico, también existe un peligro de incendio eléctrico. Según un informe de revista Electrical Contractor Magazine, el 22% de los incendios en el lugar de trabajo provienen de problemas eléctricos.

Aquí una lista no exhaustiva de riesgos eléctricos específicos:

  • Líneas de alta tensión.
  • Herramientas y equipos dañados.
  • Cableado inadecuado y circuitos sobrecargados.
  • Partes eléctricas expuestas.
  • Puesta a tierra inadecuada.
  • Aislamiento Dañado.
  • Condiciones húmedas.

El daño causado por estos incendios puede agravarse rápidamente. Cualquiera de los riesgos anteriores puede causar una chispa o arco, que puede servir como fuente de ignición para el polvo combustible, así como también para líquidos, gases inflamables y casi cualquier material acumulado.

Cómo prevenir incidentes de incendio eléctrico
Al igual que con los riesgos anteriores, la clave para prevenir incendios eléctricos es la conciencia y la prevención. Esto implica capacitación, mantenimiento y el seguimiento de las mejores prácticas. Para obtener más información sobre seguridad eléctrica, puede consultar la  NFPA 70, Código Eléctrico Nacional

Incorporando la seguridad contra incendios en las industrias
Esta lista de peligros puede parecer interminable. Pero no debemos intimidarnos o desanimarnos, la seguridad contra incendios es parte básicamente de una cuestión de establecer políticas y procedimientos, y luego garantizar y verificar que se implementen en todas sus instalaciones de la forma adecuada.

A continuación, algunas recomendaciones para incorporar la seguridad contra incendios en las operaciones desde el inicio.

Realizar un análisis de riesgo.
Un análisis de riesgo de polvo es el componente principal de la  NFPA 652, Standard on the Fundamentals of Combustible Dust siempre si los materiales manipulados y procesados ​​se han identificado como combustibles y/o explosivos. Realizando una evaluación de materiales y procesos, un análisis de los peligros planteados por estos materiales y procesos se debe tomar como un plan de gestión de riesgos integral.

Pero no hay que considerar esto como un único punto clave, se debe realizar un análisis de riesgos de todas las instalaciones para descubrir exactamente dónde se encuentran los mayores riesgos y qué puede hacer para mitigarlos, como también es importante realizar este análisis regularmente, sobre todo, cada vez que instale un nuevo equipo o se realicen modificaciones en sus procesos de producción.

Establecer procedimientos de prevención de incendios y emergencias.
Asegúrese de tener políticas y procedimientos que abarquen desde la condición mínima hasta la máxima.

Desde fumar en ambientes peligrosos a contar con el equipamiento de protección personal y contar con un plan de evacuación de emergencia.

Asegurarse que todo el personal tenga conocimiento y acceso fácil a estos documentos en todo momento.

Implementar programas de capacitación en seguridad contra incendios.
Hemos mencionado el entrenamiento en varias oportunidades porque realmente es muy importante.

Tener en cuenta estas consideraciones y principalmente si estamos trabajando en ambientes críticos o potencialmente peligrosos.

Fuente https://www.firereport.net/blog/2020/05/21/principales-causas-de-incendios-y-explosiones-en-ambientes-industriales/

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Artículos Relacionados

SISTEMA DE ROCIADORES

Video de animación del sistema de rociadores contra incendios. Mostrando cómo funciona el sistema de rociadores contra incendios en tiempo real.

Estrategia de Salida

Desde el punto de vista de protección contra incendios y seguridad humana, los lugares de reunión pública han sido también el escenario de nuestros más